Skip to main content

En Manzanares el Real, a 29 de junio de 2024

Federer es el mejor tenista de todos los tiempos y en junio nos dio cuatro consejos en el acto de graduación de Dartmouth que bien podríamos aplicar en mercados financieros.

Siempre he admirado a este jugador capaz de hacer fácil lo que es complicado. Pero no solo eso, además admiro los valores que representa: la fortaleza de su carácter para jugar siempre igual sin importarle el resultado; la templanza para hacer un ace cuando el juego lo requiere; o su versatilidad para adaptarse a todos los terrenos de juego (solo se le resistió la tierra y fue porque tuvo la mala suerte, o buena suerte, de encontrarse con Nadal en frente). Y por ello ha conseguido ser el #1 de la ATP durante 310 semanas frente a las 209 de Nadal.

Pero reconozco que es pura subjetividad mía, porque también podría considerar a Nadal el mejor jugador de todos los tiempos. Su arrojo en cada punto, su capacidad de aprendizaje y mejora, la adaptación de su estilo para vencer en superficies rápidas, o su constante lucha contra las lesiones. Por ello ganó veintidós Gran Slams frente a los veinte de Federer. La charla Ted de Toni Nadal sobre el valor del esfuerzo es realmente inspiradora. Aunque ambos jugadores tienen estilos muy distintos, los dos tienen personalidades muy parecidas, entrenan duro, son disciplinados y están obsesionados con ser mejores tenistas.

La duda me surge con Djokovic, el que más Gran Slams ha ganado, veinticuatro y actualmente es #2 de la ATP. Sin duda es un gran jugador y solo tiene un año menos que Nadal. Siempre fue el número tres mientras Nadal luchaba por arrebatarle el número uno a Federer. ¿Cuántos Gran Slams hubiesen ganado Federer o Nadal si no hubiesen coincidido en el tiempo? Hay mucho debate en todo esto y lo cierto es que solo es tenis y por ello me puedo permitir ser subjetivo y arbitrario.

Pero vamos con los cuatro consejos de Federer:

Effortless is a myth – Ganar sin esfuerzo es un mito

Comenta que le frustraba que dijesen que parecía como si no se esforzase en la pista, que no rompía a sudar, aunque sabía que lo decían como algo bueno, pero parecía que la gente no pusiese en valor todo el trabajo que había detrás de ello. Hacerlo fácil es el resultado de muchas horas de entrenamiento, incluso de haber roto muchas raquetas y haber aprendido a mantener la sangre fría. Curiosamente, Bjon Borg que era apodado Ice Man mientras que de joven tuvo problemas para la gestionar la ira y la frustración. La gestión de dos sentimientos opuestos como el arrojo para dar lo mejor de uno mismo y a la vez la sangre fría para controlarse parece clave para el tenis y muchos ámbitos de la vida.

Y también habla del talento, de la importancia relativa porque normalmente es más importante la determinación. Dice que la definición de talento es muy amplia y que “En tenis como en la vida, la disciplina es también un talento, como también lo es la paciencia, confiar en uno mismo, abrazar el proceso, enamorarse del proceso es un talento.”

It`s only a point – Solo es un punto

“Se puede trabajar muy duro y aun así perder, me ha pasado muchas veces, a veces, derrotas importantes”. Nos recuerda el Mejor Partido de todos los tiempos, la final de Wimbledon contra Nadal en 2008, en la Catedral del tenis. Recordar el partido le llevaría las cinco horas que duró. Y aunque comprende porque la gente se centra en el final, él cree que perdió desde el primer punto, porque Nadal tenía muchas más ganas que él de ganar ese partido. Perdió los dos primeros sets y se dijo a si mismo que era el pentacampeón de Wimbledon, que jugaba en césped, que sabía cómo hacerlo. Pero llegó demasiado tarde y Rafa ganó. Cuenta que el último minuto estaba todo tan oscuro que apenas podía distinguir las líneas blancas del césped.

Life is bigger than the court – La vida es algo más que el tenis

El tenis podría mostrarle el mundo, pero nunca sería el mundo. Señala que siempre consideró muy importante tener una vida plena, viajar, la cultura, los amigos, y especialmente la familia.

En su carrera profesional ganó el 80% de los partidos, pero solo el 56% de los puntos. Dice que en tenis la perfección es imposible y por ello es fundamental tener la actitud adecuada: especializarse en superar los malos momentos, aceptarlos, llorar si es necesario, y volver a sonreír. Y lo que es más importante, trabajar de forma inteligente.

También nos cuenta que tratar de mejorar el mundo es importante y que le gusta viajar no como un turista sino para aprender y tratar de mejorar el mundo. Dice que el 75% de los niños de áfrica subsahariana no tienen acceso a educación. También que la filantropía puede significar muchas cosas, puede ser dar dinero o puede ser también contribuir con ideas, tiempo y energía a una misión que sea mayor a uno mismo

“Find your unique way to make a difference” (busca tu forma de contribuir).

El último consejo

El último consejo es sobre técnica de tenis, dice que todo comienza con el trabajo de pies, y que no, que no es una metáfora.

Federer es de esas personas a las que admiro y que me inspiran. No es un gran orador, no tiene las dotes comunicativas de Steve Jobs. Tampoco es un gran intelectual que haya escrito sobre metafísica, medicina, o economía, pero tampoco pretende serlo. Es un trabajador duro, un luchador nato, una persona obsesionada simplemente con ser mejor jugador de tenis todos los días.

Federer es solo el mejor tenista de todos los tiempos, junto con Nadal.

¿Y en Nogal Capital?

Paciencia, trabajo, disciplina y humildad. Luego el tiempo dirá.

 

Recibid un cordial saludo,

Rodrigo Cobos, CFA

Leave a Reply